Central: (511) 627-5520 anexo 113
Celular: (511) 99744-4332
contacto@tecnologia.com.pe
RSS RSS
 
Lima, 22 de Enero de 2018

Google, más que un buscador

Internet, gran aliado para los negocios en Perú

Ya no es tiempo del reloj

La hora y sus minutos están en todos los dispositivos que cargamos

Hace unas semanas mencioné que el fax es ya un equipo sin mayor utilidad, porque ha sido rebasado por el e-mail, el PDF y el JPG, pero que sin embargo, todavía figura muy orondo en las tarjetas de presentación personal de los ejecutivos.



Por: Wilder Rojas

¡Y ahora: la Ingeniería Educativa!
14-JUL-2008 00:00 hrs

Compartir
Se trata de una exacerbación planetario_existencial, provocada por el propio hombre; pero también es la ausencia de respuestas ante las múltiples necesidades de comprensión, tolerancia y capacidad para la convivencia que han producido los infinitos estímulos y de todo tipo aparecidos en los últimos decenios. Entonces, en esencia, es un problema de educación, de un acto formativo que debe superar la imprevisión histórica. Pues, la escuela no supo adaptarse a la cultura tecnológica que el propio hombre ha construido. Hace cinco años publiqué un artículo intitulado “Educación y Escuela, aspectos críticos”, en el que señalé: “Uno de los aspectos críticos en el desarrollo nacional es el subdesarrollo mental; según diversos analistas, es la actitud de dependencia la que hace de las mayorías sujetos inactivos en el compromiso de sus propias responsabilidades”. Fatal realidad, comprobada en las actitudes timoratas, irracionales, de desaliento, imprevisión, falta de planificación e innovación, reflejada por muchos deportistas, políticos, empresarios y etcétera. Las prácticas populistas de los gobernantes contribuyeron con el adormecimiento de las generaciones de la centuria pasada. Asimismo, el modelo didáctico que desde la escuela mutila la creatividad y condiciona el razonamiento influyó en tal circunstancia. Hoy, es por demás sabido que el cambio debe apuntar al perfil del ciudadano, al producto educativo, al nuevo niño y adulto que deseamos para el país, para el mundo. Piezas de este cambio son la inserción de modelos activos de enseñanza y hacer de las aulas escenarios de producción, en donde los actos de pensar y de hacer sean los aspectos centrales. Educamos para una sociedad cuyo tamaño es el planeta mismo (por ahora, en tanto no logremos instalarnos en otros planetas); el tamaño del aula actual ya no tiene límites, abandonó el espacio físico de una habitación. Hoy en día, muchos escolares de la primaria (o equivalente en otros países) operan sus computadoras e ingresan a páginas WEB a través de las cuales observan el hábitat de diversos mamíferos africanos, por ejemplo. En la actualidad, las experiencias de transmisión de TV por Internet son prácticas habituales de los niños contemporáneos. Así, la integración se convierte en un fenómeno natural de los nativos digitales (nacidos después de 1990), habiéndose generado un proceso de interculturalidad que ejercitan niños y adolescentes con sus pares de diversos países, a través de Internet. Y nótese que no le pidieron asistencia a nadie para hacerlo. Las Tecnologías de la Información ya están en los bolsillos de los escolares, con teléfonos celulares, con cámaras digitales capturando todo lo que está a su alcance y compartiéndolo en un clic. La computadora tradicional de escritorio va pasando a la historia, siendo superada por equipos portátiles, mucho más potentes y baratos. Las distancias entre los alumnos y sus profesores se manipulan sobre escenarios automatizados, haciendo de la práctica educativa un proceso más ágil, donde los modelos metodológicos y las técnicas de evaluación deben replantearse e innovarse, urgentemente. En un aula donde todos los alumnos tienen su computadora de mano, el profesor no puede seguir “dictando”; ya no es posible “focalizar” el tema de estudio; la evaluación ya no puede ser sobre “V” o “F”, enlaces o selección múltiple. Lo que debe prevalecer es la estimulación multisensorial del educando para el desarrollo de sus capacidades lógicas y creativas. Y para esto, el docente debe dominar las técnicas que lo hagan posible, apoyándose en los recursos que la microelectrónica y las telecomunicaciones le ofrecen. Se configura un nuevo tipo de escuela, que será un escenario digital. Esta es la descripción más apropiada de la escuela de nuestros tiempos. Debiendo complementarse con un modelo de Educación Digital que incorpore el desarrollo de la Competencia Digital. En este nuevo marco, los docentes se convertirán en ingenieros educativos, cuya formación exige sólidas bases pedagógicas, psicológicas, fisiológicas, de microelectrónica, computación y telecomunicaciones. En esencia, un ingeniero educativo será un administrador de las operaciones mentales de sus educandos, superando las características vigentes de mero transmisor de información. Y, con seguridad, en breve, las Facultades de Educación y de Ciencias de la Comunicación convergerán para dar lugar a la novísima Ingeniería Educativa. Prof. Guillermo Ruiz Guevara, Director General de INEDIC; Analista en Informática y Sistemas Aplicados a la Educación, Analista en Políticas de Desarrollo; Fundador de www.tvi.edu.pe; gjruizg@mixmail.com; tlf. 446 4592.
  Recomendar   Imprimir Regresar   1
TEMAS RELACIONADOS
03-07-2008 Seguridad de la información: Nuevas amenazas, más sofisticadas y complejas
21-06-2008 Apostar a la integración de las tecnologías inalámbricas
16-06-2008 El panorama de la Seguridad
16-06-2008 Convergencia más que segura
14-06-2008 La armonía entre el creador y la computadora
13-06-2008 Dirección estratégica de las telecomunicaciones
11-06-2008 Eduquemos al usuario
22-05-2008 Televisión P2P
19-05-2008 Medio Ambiente y Tecnologías de la Información
19-05-2008 La Ecuación Hombre = Conocimiento
M1ERP
D4Trendnoviem
Nuevo centro corporativo de Panduit con tecnología de punta